GINECOMASTIA SENIL

causas de ginecomastia

Alrededor del 72% de los hombres de entre 50 y 69 años presenta alguna forma de ginecomastia, en general bilateral. Hay una elevación proporcional de los niveles de estrógenos en relación a los andrógenos que consecuentemente estimulan el tejido mamario masculino y provocan su crecimiento.

A diferencia de los adolescentes, generalmente no surge repentinamente con una masa endurecida retroarolar, sino con crecimiento gradual e indoloro y en general bilateral del tejido mamario.

Clínicamente, la ginecomastia senil se presenta como cualquier otra, a través del aumento del volumen de las mamas de componente glandular y tejido graso.

¿Cuáles son las causas de la ginecomastia senil?

Los mecanismos exactos aún no han sido completamente descubiertos, pero se cree que la Ginecomastia Senil se debe a dos factores principales.

  • La primera es una reducción fisiológica, es decir, normal con el envejecimiento, que resulta en disminución en la producción de las hormonas masculinas, entre ellos la testosterona.
  • El segundo factor es secundario al aumento de la grasa corporal total, elevando los niveles de estrógenos (hormonas femeninas) libres en el organismo.

Se debe también investigar otras causas, como el uso de medicamentos y enfermedades, que son más frecuentes con el envejecimiento.

Niveles de Tratamiento de la ginecomastia senil

La progresión de esta enfermedad puede ser frenada con el adelgazamiento, actividades físicas moderadas y reposición hormonal en casos seleccionados. La ginecomastia instalada, que no desaparece entre 12 y 18 meses, tiene indicación quirúrgica.

Por otro lado, es importante considerar otras causas de ginecomastia, en concreto las causas no relacionadas con tumores y que pueden causar una aumento del pecho masculino.

De las causas no tumorales más comunes que pueden causar ginecomastia podemos citar la obesidad, la cirrosis hepática, el hipertiroidismo, el hipogonadismo (reducción de la función testicular), la insuficiencia renal y el eunuquismo como los orígenes más comunes.

Obesidad: La obesidad causa un aumento de la actividad de la enzima aromatasa en el tejido adiposo, resultando en la mayor conversión de andrógenos en estrógenos. Como consecuencia hay una concentración mayor de estrógenos circulantes en el torrente sanguíneo, los cuales son los responsables del desarrollo del tejido mamario.

Cirrosis Hepática: Cerca del 40% de los hombres que tienen cirrosis hepática sufren de ginecomastia. Las alteraciones endocrinas son múltiples e incluyen una combinación de la insuficiencia hepática con la disminución de la degradación de los estrógenos por el hígado, una insuficiencia testicular autoinmune con consecuente reducción en la producción de andrógenos y posiblemente un efecto sinérgico del consumo de alcohol (en los casos de cirrosis alcohólica ).

Hipertiroidismo: La enfermedad de Graves es la forma más común de hipertiroidismo y hay asociación con ginecomastia de 20 a 40% de los casos. Se produce un aumento grueso, bilateral y doloroso de las mamas y la función testicular es normal. Los niveles séricos de los estrógenos son elevados con niveles de testosterona normales, pero la patogenia exacta de la ginecomastia todavía es desconocida.

Hipogonadismo: El síndrome de Klinefelter es la condición más común de hipogonadismo masculino primario, que se deriva de una anomalía cromosómica con cariotipo 47 XXY, que resulta en hipodesarrollo de las características sexuales masculinas, deficiencia en la producción de andrógenos y alteraciones en los espermatozoides.

Otras causas de ginecomastia

Cualquier enfermedad testicular adquirida que resulte en hipogonadismo primario como una orquitis viral o bacteriana, un traumatismo o irradiación también puede promover la aparición de ginecomastia por los mismos mecanismos. Es decir, por reducción en la producción de andrógenos.

El problema de la ginecomastia puede estar presente en hasta 90% de los pacientes, siendo generalmente bilateral y no manifestándose antes de la pubertad. Es importante mantener un alto grado de sospechas de Síndrome de Klinefelter en hombres con ginecomastia e hipogonadismo hipergonadotrópico.

Su tratamiento médico es quirúrgico y minucioso, siendo que la ginecomastia es mejor tratada con la excisión del tejido mamario hipertrófico y preservación del complejo areolar, no sólo por cuestiones estéticas, sino por cuenta de una demostración científica, que elucidó el aumento de hasta 20 veces en el riesgo de cáncer de mama en estos pacientes.

Insuficiencia Renal: Se produce un importante deterioro de la función testicular por disfunción de las células de Leydig. En los pacientes sometidos a diálisis, hay asociación con ginecomastia en el 50% de los casos. Los pacientes presentan niveles bajos de testosterona con niveles de FSH y LH elevados.

Eunuquismo: La anorquía congénita, o eunuquismo, es una regresión de los testículos en la fase embrionaria del bebé aún en la barriga de la madre. Los testículos están ausentes en el hombre fenotipicamente masculino con un cariotipo normal 46, XY. Se estima que hasta la mitad de los individuos con anorquia desarrollan ginecomastia.

Cualquier enfermedad testicular adquirida que resulte en hipogonadismo primario como una orquitis viral o bacteriana, un traumatismo o irradiación también puede promover la aparición de ginecomastia por los mismos mecanismos. Es decir, por reducción en la producción de andrógenos.