La ginecomastia alcanza cerca del 40% de los hombres, ¿Quieres saber más?

La ginecomastia alcanza cerca del 40% de los hombres, ¿Quieres saber más?

La ginecomastia alcanza cerca del 40% de los hombres, ¿Quieres saber más?

El verano trae el sol, el calor y las vacaciones en la playa o piscina. No es raro, sin embargo, que a algunos hombres opten por no quitarse la camiseta por vergüenza. Para algunos hombres, la camisa o camiseta es una forma que tienen de ocultar un problema estético que les afecta la autoestima: la ginecomastia.
La ginecomastia es el aumento de las mamas masculinas, que pueden incluso ser más grandes que los senos femeninos, y que afecta la vida emocional y también física de cerca del 40% de la población masculina. Este problema es frecuente y ocurre a menudo por una disfunción hormonal pero también puede ser causado por el uso de medicamentos o drogas, e incluso puede ser idiopática (sin causa identificable). La región mamaria aumenta de volumen debido a la acumulación de grasa, desarrollo de la glándula mamaria o ambos.

También existe una afectación conocida como pseudo-ginecomastia. Esta situación ocurre cuando la mama crece única y exclusivamente a causa del sobrepeso, en concreto por un exceso grasa acumulado en el seno masculino.

El crecimiento de las mamas puede afectar bastante la autoestima y la sociabilidad masculina, especialmente en la fase de la adolescencia, ya que los adolescentes suelen tener muchos problemas para relacionarse ya que la ginecomastia puede llegar a desarrollar verdaderos problemas de autoestima y seguridad,  incluso con amigos o familiares. Además, el problema puede afectar la salud física del portador, ya que al no resolverse, algunos pacientes terminan por desarrollar problemas de columna por mantener posiciones viciadas, como la de encurvar los hombros hacia adelante para ocultar el aumento de las mamas.

La ginecomastia se presenta en tres grados, siendo el primero el más leve, con un aumento sólo observable en los pezones y el tercero, el más grave, con el aumento de la mama hasta el tórax observándose un notable cantidad de piel sobrante. Algunos pacientes pueden llegar a tener mamas mayores que las de algunas mujeres y eso provoca un trauma grande en la familia, y además de los problemas psicológicos, puede incluso darse la formación de cáncer de mama, cosa que no es común, pero puede suceder.

El problema puede afectar a sólo uno de los lados del cuerpo, creando asimetría y o bien afectar a ambas mamas, situación más común de ginecomastia.

Cómo tratar la ginecomastia

Existen varias maneras de tratar la ginecomastia y cada caso debe ser estudiado individualmente. Existen casos leves, especialmente en adolescentes, en los que no se hace nada, simplemente se observa el crecimiento del paciente y la normalización del tamaño de la mama, aunque en hombres adultos, el procedimiento quirúrgico es habitual.

Entre las cirugías que se pueden realizar para remediar el problema, están la liposucción con o sin retirada de tejido mamario, en casos moderados, y, en casos más graves se retira la grasa sobrante y se elimina tejido mamario sobrante. Es un procedimiento similar al de la mamoplastia que se realiza en las mujeres.

En los adolescentes que sufrieron el efecto acordeón, la ginecomastia es un problema común, pero los especialista advierten que la cirugía sólo se realiza después de la estabilización del peso ideal durante al menos seis meses. Además, previamente a la intervención se suele llevar a cabo una investigación para determinar las causas del aumento del volumen mamario y, si es identificado, y es aconsejable, se suele optar por un tratamiento medicinal antes de realizar la cirugía, que se utiliza como última opción.

Si el paciente no presenta problemas físicos asociados, la cirugía se suele llevar a cabo sin la necesidad de hospitalización, ya que el paciente recibe el alta en el mismo día de la intervención. En el postoperatorio es necesario usar una cinta elástica, que se parece a un sujetador, durante varias semanas, además se requiere realizar un drenaje linfático en el tercer día post-cirugía – cerca de cinco sesiones -, para reducir el hinchazón, evitar la formación de hematomas y nódulos de fibrosis debajo de la piel, para asegurar la regularidad de la mama.

La primera semana, tras la operación, se recomienda reposo total. Después de la segunda semana ya está permitido conducir. Los ejercicios físicos se liberan después de un mes, así como hacer esfuerzos físicos moderados.

Related Post

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *