Fibroadenomas, toda la información

Fibroadenomas, toda la información

Los fibroadenomas son unos tumores benignos y son el tipo más común de tumores femeninos. Se suelen desarrollar en las mujeres de 15 a 35 años.

Un fibroadenoma se caracteriza por un bulto con una forma bien definida, suave o duro al tacto, generalmente de tamaño pequeño, como el de una canica. No tienen un tamaño definido y pueden agrandarse o reducirse por si solos.

Síntomas de los fibroadenomas

Los fibroadenomas se presentan como bolas pequeñas, redondas e indoloras que pueden salir en cualquier parte de la mama. Cuando se tocan, se suelen mover con facilidad y suelen tener un aspecto gomos y firme.

Pueden presentarse uno o varios fibroadenomas y pueden salir en una o en las dos mamas. La mejor prevención es hacerse auto análisis preventivos palpando la mama en busca de estas volitas.

Causas de los fibroadenomas

No se conoce la causa de los fibroadenomas pero se tiene la sospecha que está relacionado con las hormonas reproductivas. Es por eso que se suelen generar durante los años fértiles de la mujer especialmente durante el embarazo o cuando se está bajo un tratamiento con hormonas. Cuanto más cerca de la menopausia menos probabilidad de padecer un fibroadenoma.

tratamiento fibroadenoma

Tipos de fibroadenomas

Existen un total de cinco tipos de fibroadenomas posible:

  • Fibroadenoma juvenil: Son el tipo de fibroadenoma más común y se desarrolla en la adolescencia de las niñas entre los 10 a 18 años. La mayoría de estos tumores benignos suelen perder tamaño e incluso desaparecer con el paso del tiempo sin llegar a notar su presencia.
  • Fibroadenoma complejo: Este tipo se caracteriza por un crecimiento anormal y excesivo en las células y produciendo cambios haciendo que las células cercanas crezcan rápidamente. Eso significa que las células cercanas al fibroadenoma aumentan un poco el tamaño. También se conoce como hiperplasia. Para poder diagnosticarlo, será necesario realizar una biopsia para estudiar el tejido de las células.
  • Fibroadenoma gigante: Los bultos pueden llegar a medir más de 5 centímetros y según el tamaño alcanzado será necesario practicar una cirugía para extirparlo.
  • Tumores filoides: En muy raras ocasiones, se pueden convertir en tumores filoides. Estos son cancerígenos y han de ser extirpados inmediatamente.

Diagnóstico

El método para diagnosticarlos es parlar los senos hasta encontrar esas bolas duras. Algunas veces, estos tumores benignos son demasiado pequeños para poder ser detectados al tacto, por lo que a veces se suelen hacer pruebas por imagen para poder descartar posibles fibroadenomas pequeños.

Si se detecta un nódulo al tacto, dependiendo de varios factores como la edad, el sexo o el tamaño del bulto se procederá con un tratamiento u otro. Es posible realizar análisis extra para detectar las características de los nódulos.

Las dos pruebas más comunes son la mamografía y la ecografía. La mamografía se usa en el diagnostico utilizando rayos X para detectar el tejido mamario. La ecografía utiliza ondas sonoras y produce unas imágenes del interior de los nódulos. Ambas pruebas sirven para detectar y determinar el tipo de fribroadenoma.

Tratamiento

Generalmente los nódulos con fibroadenomas no necesitan tratamiento. Pero muchas mujeres acuden al quirófano para extirpárselo por que así se sienten más seguras.

Pero como hemos comentado, la gran mayoría de casos no necesita ningún tratamiento. Si todas las pruebas confirman que los bultos de los pechos son fibroadenomas y tienen un tamaño diminuto, con el tiempo irá desapareciendo. Será necesario llevar un control siempre aunque desaparezca con el paso del tiempo ya que puede llegar a desarrollarse otra vez.

Cirugia fifroadenoma

En algunos casos, cuando el tamaño de los nódulos afectados por fibroadenoma son muy grandes, o cuando se detectan anomalías en las pruebas, lo más recomendable es extirparlos mediante cirugía. Existen principalmente dos tipos de cirugía.

 

 

Related Post

Gigantomastia

Gigantomastia

La gigantomastia es una condición rara caracterizada por un crecimiento excesivo de las mamas. Puede ocurrir espontáneamente, durante la pubertad…