Ginecomastia en niños

La ginecomastia en niños, también conocida como ginecomastia puberal, es bastante común en la infancia y adolescencia, alcanzando a 2 de cada 3 niños varones. Algunos estudios demuestran una incidencia aún mayor, de alrededor del 87%, de casos de ginecomastia en adolescentes. Se inicia alrededor de los 8 años de edad y se caracteriza por un crecimiento de las mamas frecuentemente asimétrico y alcanza las dos mamas en el 55% de los casos.

tratamientos ginecomastia en niños

Clínicamente, es posible observar la enfermedad a través de la presencia de una masa de tejido mamario debajo de la areola, móvil y no adherida a la piel y bastante dolorosa a la palpación. En la práctica clínica el caso más típico es de un adolescente sano, obeso o con exceso de peso.

La ginecomastia puede ser unilateral o bilateral, en función de si el crecimiento desproporcionado de la mama se observa en sólo uno o en ambos pechos.

¿Cuáles son las causas de la ginecomastia en niños?

La ginecomastia de los niños y adolescentes tienen una causa fisiológica, es decir, normal del organismo. En esta fase de cambios son drásticos en el cuerpo del niño y se produce un aumento transitorio en los niveles de estradiol (hormona femenina) en relación a la testosterona (hormona masculina), que estimulan los receptores mamarios llevando a su crecimiento y desarrollo.

Los estudios científicos demuestran también mayores niveles de estrógenos en los niños con ginecomastia en cuando comparación con los niños que no dsarrollan el problema.

Sin embargo, la ginecomastia en los niños es transitoria, autolimitada y la mayoría de las veces desaparece entre 12 a 18 meses de evolución. Si el diámetro es superior a 2 cm, la regresión puede tardar hasta 2 años. Al cabo de 2 años puede persistir de forma residual en una o en ambas mamas por fibrosis en hasta el 8% de los casos.

Niveles de tratamiento para la ginecomastia puberal

En la mayoría de los casos de ginecomastia en niños el tratamiento es expectante. El adolescente debe ser orientado del carácter autolimitado de la enfermedad. Debe desaparecer en hasta 1 año y medio. Sin embargo, cuando hay impacto psicológico o los sufrimientos de bullying, el acompañamiento con un psicólogo puede ser necesario.

Otra base importante es a través del tratamiento mediante fármacos que mantengan el equilibrio de las hormonas. En casos de ginecomastias más acentuadas, conocidas como macroginecomastia, ya sean fisiológicas o patológicas, que no regresen espontáneamente o con medicamentos, serán necesarios otros tratamientos, y en general se tendría que someter a una intervención quirúrgica.